Los desordenes mentales de Felipe V


          Creemos que la depresión, la ansiedad, la angustia o las fobias de todo tipo, son  enfermedades provocadas por el modo de vivir actual,  pero en realidad han existido siempre. Constantemente se habla de ellas  en los medios de comunicación y es probable que conozcamos a alguien que las  sufre. Tenemos la inmensa  suerte de que la medicina nos proporcione ayuda pero antiguamente no había cura ni compresión hacia estos males. Hoy voy a hablar sobre un enfermo ilustre,  Felipe de Borbón, nacido duque de Anjou, y rey de España bajo el nombre de Felipe V desde 1700 a 1746.  Nuestro rey sufría de “melancolías” que es como se llamaba  a la depresión, tal vez en parte heredada de  su madre que  también  la padeció  hasta el punto de recluirse en sus habitaciones sin querer ver a nadie.

 Jean Ranc. Felipe V de España.1723. Museo del Prado
Jean Ranc. Felipe V de España.1723. Museo del Prado

          Felipe V fue educado en una piedad exagerada lo que le produjo muchos escrúpulos a lo largo de su vida. Uno de los principales rasgos de su carácter era una profunda timidez  a lo que se unía cierta debilidad de ánimo lo que le llevó a ser muy indeciso, influenciable y manejable. Contrajo matrimonio  dos veces, la primera con María Luisa de Saboya que de le dio cuatro hijos varones, y falleció de tuberculosis con tan solo 25 años.  A pesar de tener la sucesión asegurada, Felipe  volvió a casarse  a los siete meses de enviudar. La elegida fue  Isabel de Farnesio, mujer de fuerte personalidad y desmedida ambición con la que tuvo siete hijos.  Al ser tan religioso no concebía las relaciones fuera del matrimonio, pero como era muy activo sexualmente precisaba de una mujer a su lado que cubriera sus necesidades. Felipe e Isabel  no solo compartían habitación sino la misma cama, hecho insólito en la corte española donde siempre habían existido las habitaciones del rey  y de la reina.

          Las tareas de gobierno le resultaban una carga tan pesada y tal era su desinterés y abulia  que decidió abdicar en 1724 a favor  de su hijo mayor Luis  para retirarse a su palacio de La Granja de San Ildefonso. Pero desgraciadamente, Luis I murió unos meses después por lo que Felipe, muy a su pesar tuvo que reasumir sus funciones. Sus desequilibrios mentales fueron agravándose con el tiempo, de tal manera que pasaba días enteros sin salir de la cama preso de una gran tristeza, sin querer lavarse, dormía de día y estaba despierto de noche, obsesionado con la muerte y con un comportamiento absolutamente disparatado. Hoy en día los antidepresivos y ansiolíticos  le hubieran ayudado mucho a mitigar tanto sufrimiento, pero a Felipe lo único a su alcance que  le aliviaba era la música.

Japoco Amigoni. Retrato de Carlo Broschi, llamado Farinelli. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Madrid. En este retrato se le representa con la Cruz de Calatrava.
Japoco Amigoni. Retrato de Carlo Broschi, llamado Farinelli. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Madrid. En este retrato se le representa con la Cruz de Calatrava.

          En 1737 la reina se decidió a contratar a Farinelli,  un castrado italiano muy célebre por su prodigiosa voz. En aquella época se creía que la música era un buen remedio para los males del alma. Cuando el rey le oyó quedó prendado por su maravillosa voz y fue contratado como músico de cámara con un sueldo anual de 135.000 reales de vellón. Farinelli actuaba a diario hacia la medianoche cuando el rey había tomado su almuerzo  normalmente acompañado por un trío de cuerda. Durante su estancia en España nunca cantó para el público, solamente  para la familia real. Su voz no curó al rey pero seguramente le alivió y le produjo el sosiego y la felicidad tan ansiada en muchos momentos.

11 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rocío dice:

    Que interesante…………y cuantas excentricidades nos descubres. La historia guarda miles de secretos y , como dices, estas enfermedades y muchas otras cosas, existen desde que el mundo es mundo, pero es curioso averiguar la manera en que eran entendidas en aquella época.
    Me encante tu blog, es ameno, curioso, divertido, interesante y se nota que eres una gran estudiosa y enamorada de la historia.

  2. Bárbara dice:

    Muchas gracias por tu comentario, me hace mucha ilusión que te haya entretenido.
    Un fuerte abrazo.

  3. Me interesa mucho la historia de Felipe V, llega al trono gracias a ser descendiente de la infanta María Teresa casada con Luis XIV de Francia y reina de este país, ( magistralmente pintada por Velázquez a la moda española, con guardainfante ¿ No es así Bárbara ?, aprendí el nombre de la prenda en tu artículo ). Alegó frente a las pretensiones del archiduque Carlos de Austria al Trono español, sin sucesión a la muerte de Carlos II “El Hechizado”, que Felipe IV no había pagado a Francia la totalidad de la dote de su hija, para anular la renuncia de María Teresa al Trono de su país de origen.
    Se lía parda, la Guerra de Sucesión española, con batallas famosas como la de Brihuega en Guadalajra, bonito lugar, por fín Felipe llega al Trono. Eso sí pagando un alto precio, se pierde en la firma de La Paz de Utrecht, Menorca y Gibraltar a favor de Gran Bretaña.
    Se decía en efecto que sufría de “humores malignos” que es como le llaman a la depresión entonces.
    Su primera mujer María Luisa Gabriela de Saboya fue muy querida por los españoles le llamaban “La savoyana”, murió con 26 años.
    Isabel de Farnesio su segunda mujer era una intrigante parmesana, tuvo la suerte de poder ver a su hijo Carlos, Carletto le llamaba su madre ( Carlos III de España ) rey de nuestro país.
    Carlo Broschi, ” Yo Farinelli, il castrato” de Jesús Ruíz Matilla, te lo recomiendo si no has leído este libro.
    Estuvo veintitantos años en la Corte, fue Director de los Teatros Reales de Madrid y Aranjuez y hasta estuvo enamorado de una chica de la aristocracía.
    Ahora Felipe V está enterrado junto a su esposa en La Granja de San Ildefonso ( Segovia ) en la iglesia del Palacio.
    Sólo hay dos reyes que no están en el Panteón Real de El Escorial, su hijo Fernando VI casado con la reina Barbára de Braganza enterrado en la iglesia de Santa Bárbara de Madrid y sus padres que estan en La Granja.
    Me ha gustado muchísimo, estoy “viendo” a la familia al completo en el cuadro del Museo del Prado ” La familia de Felipe V” pintado por Jean Ranc, maravilloso.

  4. Bárbara dice:

    Muchas gracias por la recomendación por el libro, lo voy a buscar en la biblioteca.
    En “La familia de Felipe V” fíjate en como está sentado el rey, tiene una postura en poco “decaida”, en cambio la reina está sentada firmemente al lado de la corona; como dicendo: “aquí quien lleva los pantalones soy yo”. Isabel de Farnesio debió ser absolutamente tremenda, hizo derramar mucha sangre para alcanzar sus objetivos, pero salió victoriosa ya que consiguó que su hijo, su nieto, su bisnieto etc… hasta llegar a Don Juan Carlos fueran reyes de España. Pienso hablar de ella y de su afición por el arte en algún artículo.
    Muchos besos.

    1. Me encantará leerlo.
      Tienes toda la razón Ranc los plasmó tal y como eran ella mandona, él un pobre enfermo de los nervios, dominado por su mujer además de apático.
      No sólo logró que su hijo reinara en España, siendo justa fue cuestión del azahar ya que los de su anterior matrimonio murieron todos. Además dejó también sentado a un descendiente suyo en el Trono de Nápoles, ¿ Que más podía pedir?.
      El caso es que ” La Farnesio” ( tiene nombre de de cupletista), tenía mucha potra.
      Enhorabuena Bárbara por tus artículos.

  5. caridad lora sangran dice:

    la historia se repite, tengo entendido que la actual Princesa de Asturias es bastante mandona…

    1. Isabel de Farnesio era una mujer de armas tomar. Llegó desde Parma con 19 años y no paró de intrigar y mandar hasta que “colocó” a todos sus hijos. Incluso llegó a ver a su hijo Carlos III como rey de España. Para contar algo bueno de ella te diré que fue una gran coleccionista de arte, compró todos los Murillos que pudo. Hoy se pueden ver en el Museo del Prado. También le encantaban los abanicos y reunió una magnífica colección, mas de 700 piezas. Gracias por tu apoyo y por difundir mi blog. Muchos besos.

  6. Excelente artículo, me ha gustado mucho como lo narras, estoy muy interesado en el tema de las enfermedades mentales en los bombones, si pudieras ayudarme con alguna referennciatemlomagradeceria mucho.
    Gracias una vez mas por brindarnos tus artículos.
    Hector

  7. He manejado varias biografías de Felipe V, como por ejemplo las escritas por Henry Kamen o Pedro Voltes. Los problemas mentales del rey fueron relatados por diversos viajeros que visitaron la corte como el duque de Saint Simon. María Ángeles Pérez Samper tiene una biografía muy interesante sobre Isabel de Farnesio.Su hijo Fernando VI también padeció algún tipo de desorden mental y acabó confinado en un castillo. El final de su vida fue espantoso. Cuentan que Carlos III decidió estar siempre activo porque tenía miedo en caer en las “melancolías” de su padre y hermano.
    Muchas gracias por comentar. Un saludo:
    Bárbara

  8. A dice:

    Hola.
    El artículo es tuyo?
    Si es así te lo están plagiando aquí: https://www.facebook.com/alcanzandoelinfinito/posts/754086744695095

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s