El portal de Belén


Tadeo Gaddi.La Natividad. 1325. Museo Thyssen-Bornemisza. Madrid
Tadeo Gaddi.La Natividad. 1325. Museo Thyssen-Bornemisza. Madrid

          Un gran misterio rodea el nacimiento e infancia de Jesús ya que los evangelios nos proporcionan  pocos datos. Sabemos que nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes pero no el año exacto,  teniendo en cuenta que el tal rey murió en el 750 de la fundación de Roma (que equivale al año 4 a C.) los expertos tantean cual pudo ser la fecha real del nacimiento de Jesús. Los evangelios cuentan someramente  que  la Sagrada Familia vivía en Nazaret pero estando María embarazada debieron ir a Judea para inscribirse en un censo obligatorio que el Cesar de Roma había mandado hacer.  Al llegar a Belén no encontraron posada refugiándose en un pesebre donde María dio a luz y José envolvió al niño con pañales.

Andrea Mantegna. Sagrada Familia. 1495-1500. Getty Museum. Nueva York
Andrea Mantegna. Sagrada Familia. 1495-1500. Getty Museum. Nueva York

          Respecto a la fecha en que se conmemora el nacimiento de Jesucristo, cabe resaltar que la noche del 24 de diciembre  se celebraba en la antigua Roma la fiesta pagana del solsticio de invierno  desde el año 275 a C., en la que se  festejaba el nacimiento del Sol. La Iglesia de Roma decidió conmemorar el nacimiento de Jesucristo ese mismo día entre los años 311 y 336 de nuestra era. En cuanto a la Adoración de los pastores, el evangelio cuenta que pernoctaban con sus rebaños al aire libre, lo que se debió producir entre mayo y octubre,  descartando el verano porque no hay pasto para el ganado.

          Desde hace siglos ha quedado instaurada la tradición de los tres Reyes Magos pero en las Sagradas escrituras, no se habla de reyes sino de magos y no se dice el numero de ellos simplemente se dice unos magos o unos astrónomos. Cronológicamente la visita de los magos es situada  en torno al año 7 a C. porque en esas fechas apareció la conjunción astral en el cielo vespertino. Según los especialistas es muy probable que el nacimiento de Jesús esté retrasado siete  años ya que hasta el siglo VI no se estableció una relación entre la vida de Jesucristo y los cómputos vigentes del tiempo.

Peter Paul Rubens. La adoración de los Magos. 1609:1628-29. Museo del Prado. Madrid.
Peter Paul Rubens. La Adoración de los Magos. 1609:1628-29. Museo del Prado. Madrid.

          En cuanto a la representación del Belén, todos sabemos desde pequeños que dentro del portal se encuentran el niño recién nacido con la Virgen y San José junto con la mula y el buey. Estos animales aparecen en el evangelio apócrifo del Pseudo Mateo,  datado aproximadamente hacia el siglo VII. El texto narra el nacimiento de Jesús en una gruta oscura que quedó completamente iluminada por el divino resplandor de la Virgen, el alumbramiento se produjo sin dolor y sin sangre, y al tercer día María y José llevaron al niño a un establo donde fue adorado por un buey y un asno durante tres días enteros. A los dos años llegaron tres magos de oriente guiados por una estrella, el niño recibió de cada uno una pieza de oro además de oro, incienso y mirra. En el evangelio de San Mateo habla de las mismas ofrendas pero no especifica cuantos magos son.  La iconografía cristiana debido a la ausencia de datos que los evangelios canónicos ha recurrido a otros textos  para plasmar las distintas escenas del nacimiento del niño Jesús.

Giotto di Bondone. Adoración de los Magos. Capilla Scrovegni. Padua.
Giotto di Bondone. Adoración de los Magos. Capilla Scrovegni. Padua.

          El origen del Belén está en Italia,  San Francisco de Asís comenzó con esta tradición en la Nochebuena de 1223. A través de la orden de los franciscanos la representación del Belén pasó al resto de Europa. En nuestro país se conservan belenes muy antiguos en algunos monasterios e iglesias pero su popularización vino de la mano de Carlos III, que antes de ocupar el trono español fue rey de Nápoles bajo el nombre de Carlos VII desde 1734 a 1759. La aristocracia española comenzó a comprar nacimientos napolitanos y poco a poco la costumbre se extendió hasta convertirse en un fenómeno popular.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Francisco Hernandez Cano dice:

    Una historia preciosa magnificamente contada. Gracias Barbara!

    1. Bárbara dice:

      Muchas gracias por tu comentario. Espero que ta aficiones a mi blog. Si te apetece te puedes suscribir (está en la colunma de la derecha) y cada vez que se publique un artículo te llega directamente al correo.
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s