El colorete, gran aliado de la mujer


          Los cosméticos no son un invento del siglo XX, la mujer siempre ha estado al tanto de utilizar todos los medios a su alcance para poder embellecerse. En el mundo actual no se concibe ir muy arreglada y con la cara lavada, a mi juicio el maquillaje  es una parte imprescindible  del “look”. En España hace siglos  estos productos se llamaban “mudas”, “afeites” o “aliños”. El proceso del arreglo de una dama era largo y complejo, teniendo lugar en una habitación destinada a tal uso llamada tocador. La palabra “tocador” en un principio servía para designar al gorro que hombres y mujeres usaban para dormir, mas tarde y por influencia francesa se empezó a utilizar para nombrar a la habitación misma.

Fracois Boucher. La vendedora de modas. 1756. Museo de Estocolmo.
Fracois Boucher. La vendedora de modas. 1756. Museo de Estocolmo.
Entramos en el tocador de una dama que está a medio arreglar, vemos el despliegue de objetos sobre la mesa y como la vendedora le enseña unas cintas, muy de moda en el siglo XVIII. Este tipo de pinturas son muy útiles para conocer de primera mano la vida privada.

          Los afeites metidos en distintos recipientes, se desplegaban sobre la mesa, normalmente vestida. En el centro había un pequeño espejo, cuyo marco podía ser mas o menos lujoso, en España era común  el ébano (procedente de Indias) o la madera teñida. Tenemos bastantes ejemplos de cómo era esta habitación en la pintura francesa y en las películas de época  como la magníficamente ambientada “Las amistades peligrosas” (Stephen Frears 1988).

Director Stephen Frears. 1988. Las amistades peligrosas. Glen Close maquillada por sus sirvientas. En este fotograma vemos como madame de Merteuil (encarnada por Glen Close) es atendida por sus doncellas, una de ellas le empolva el escote.
En este fotograma de la película “Las amistades peligrosas” vemos como madame de Merteuil (encarnada por Glen Close) es atendida por sus doncellas, una de ellas le empolva el escote.

          El ideal de belleza femenino era la piel blanca y el pelo rubio, por lo en España era una práctica relativamente frecuente que las señoras se blanquearan el rostro, para tal fin se usaba el solimán (cosmético hecho a base de preparados de mercurio). Para aclararse el pelo se utilizaban lejías. La base fundamental del maquillaje de esas épocas era el colorete. En nuestro país se usaba el llamado “color de Granada” que se vendía dispuesto en hojas de papel y para conservarlo se guardaba en salserillas. Las cejas se pintaban con alcohol y los labios con arrebol. Con el fin de tener las manos blancas e hidratadas se elaboraba una pasta hecha con almendras, mostaza y miel llamada sebillo.

           Los ingredientes mas utilizados para fabricar cosméticos eran: huevos, limas, almendras, limones, raíces de lirio, pasas, miel, algalia (sustancia que se extrae de la bolsa que tiene cerca del ano el gato de algalia), almizcle (sustancia untuosa que segregan algunos mamíferos)  y azufre. Viendo este tipo de ingredientes se comprueba que muchos de ellos eran nocivos para la salud, ya que el blanco que se daba al rostro  podía estar elaborado a base de precipitados de bismuto o de plomo. Para la fabricación  del colorete se usaban minerales como el minio, el plomo, el azufre o el mercurio entre otros, calcinados al horno. Estos preparados cosméticos producían dolores de cabeza, alteraban la piel y dañaban la vista ya que sus componentes eran tóxicos.

Francoise Boucher. Mujer en el tocador. Vemos a una bella joven de perfil mirándose al espejo mientras se arregla. Es un momento íntimo. Para no mancharse el vestido en el proceso del peinado y maquillaje se colocaban un peinador sobre los hombros que se ataba al cuello para que quedara fijo.
Francoise Boucher. Mujer en el tocador. Vemos a una bella joven de perfil mirándose al espejo mientras se arregla. Es un momento íntimo. Para no mancharse el vestido en el proceso del peinado y maquillaje se colocaban un peinador sobre los hombros que se ataba al cuello para que quedara fijo.

           En Francia, a finales del siglo XVIII cuando el negocio de la belleza estaba mas profesionalizado se estima  se vendían dos millones de envases de colorete al año, que se fabricaba seco o líquido. La manera de como debía usarse el colorete era un asunto de la máxima importancia, las damas de la corte de Versalles lo llevaban muy exagerado pintándose unos cercos de rojo vivo debajo de los ojos. En España, hay referencias literarias en el siglo XVII que relatan como las damas se lo ponían en cara, cuello y hombros cosa que sin duda produciría un efecto muy exagerado. Pero no solo había criticas por el abuso de estos productos, sino porque algunos pensaban que el maquillaje era literalmente un engaño. La mujer se embellecía artificialmente y cuando llegaba el momento de que se la viera sin todos esos aditamentos, el hombre quedaba desolado. Cito un párrafo de la obra de Juan de Zabaleta “El día de fiesta por la mañana” publicado en 1654, que tiene un gran sentido del humor en su critica contra los cosméticos: “…pónese a su lado derecho la arquilla de los medicamentos de la hermosura y empieza a mejorarse el rostro con ellos. Esta mujer no considera que, si Dios gustara que fuera como ella se pinta. Él la hubiera pintado primero. Diole Dios la cara que le convenía y ella se toma la cara que no le conviene”, es decir, el escritor (algo misógino) considera el maquillaje como un completo fraude.

Diego Velázquez. Infanta María Teresa. 1651. Metropolitan Museum, Nueva York. En este precioso retrato de la futura mujer de Luis XIV apreciamos claramente como el colorete se extendía por toda la superficie de las mejillas hasta el mentón.
Diego Velázquez. Infanta María Teresa. 1651. Metropolitan Museum, Nueva York. En este precioso retrato de la futura mujer de Luis XIV apreciamos claramente como el colorete se extendía por toda la superficie de las mejillas hasta el mentón.

           Las mujeres hoy disfrutamos de un sinfín de posibilidades en el inabarcable mundo de la  cosmética, hay productos de calidad a precios asequibles para cualquier bolsillo. Hace tiempo una conocida me dijo que el colorete le daba seguridad, y creo que estoy de acuerdo con ella, el ritual de la belleza pasa por pequeños gestos a través de los cuales, no solo se consigue estar mas favorecida, sino también sentirse mas segura, y estas dos cosas tienen lógicamente mucho que ver entre sí.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Otra vez me has entretenido mucho con tu comentario, además he aprendido cosas que no sabía.
    Es verdad que maquillarse un poco da aspecto de mujer cuidada.
    No me gusta la gente que se maquilla en exceso, ( ni la que se opera la cara para disimular los años, se les nota a todas muchísimo son todas iguales, parecen clones ).
    Tanto colorete debía gustar, son modas.

    1. Bárbara dice:

      Pues si, lo de los cercos de colorete intenso debajo de los ojos es impresionante.
      Aparte de todo yo soy una gran fan del colorete, parece que poniéndoselo cambian las cosas, hasta pone de mejor humor ja ja…
      ¿No te parece?
      Un abrazo.

  2. Ágata dice:

    El colorete es verdaderamente imprescindible. Me ha resultado muy entretenido.

  3. Curra dice:

    Querida Bárbara!
    Enhorabuena por tu blog tan femenino y enriquecedor !! Fascinante e imprescindible para la mujer!! Ya tienes otra seguidora!!
    Mucha suerte en tu nueva andadura!!
    Curra Arduán

    1. Muchas gracias por tus palabras. Me alegra mucho que sigas mi blog y espero que lo des a conocer. Como habrás visto toco temas relacionados con la historia de la mujer y la moda pero también hablo de otras cosas. Ahora estoy metida en el traje de torero.
      Un abrazo.

  4. Anabel dice:

    hola .soy anabel ,me encanto tu blog ,si te preguntan,,cual fue la utilización del colorete desde el siglo xvlll asta ahora ,,,,¿que diríais ? .no soy capaz analizarlo .miles de gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s