Los hombres de negro. (Men in black)


Men in black.
Men in black.

La moda del “total black” no es algo inventado antes de ayer  por algunos diseñadores como podamos creer, sus raíces se remontan a siglos atrás cuando el negro quedó codificado como el color del luto. La pérdida de un ser querido debía mostrarse al exterior por una serie de signos claramente visibles y reconocibles; el negro fue considerado el color mas apropiado para mostrar el duelo.  Ya en el siglo XX la gran Coco Chanel creó un modelo inmortal al que llamó “una petite robe noir”, es decir, un vestidito negro que en sí mismo aunaba elegancia y discreción despojándolo de cualquier connotación de tristeza. Salvando mentalidades y siglos transcurridos es una  idea parecida a la del caballero español de la época de los Austrias, ir vestido refinadamente  pero sin extravagancias.

Coco Chanel
Coco Chanel luciendo su famoso “petite robe noir”

          En anteriores artículos he venido explicando como en España desde el reinado de Felipe II (1556-1598) hasta finales del siglo XVII hubo una moda nacional que se importó al extranjero. Sobre este punto se ha señalado como el llamado “rey burócrata”  adoptó el color negro en su vestimenta ya que a su juicio simbolizaba la elegancia y la dignidad que deseaba personificar. Sin embargo,  en muchas ocasiones no hay un único motivo para el desarrollo de una determinada moda, sino que intervienen numerosos factores. En este caso en concreto,  el descubrimiento de América fue decisivo para la obtención  del color llamado “ala de cuervo” extraído del palo de Campeche, un árbol procedente del Nuevo Mundo. Este tinte proporcionaba a los tejidos un negro intenso y extraordinario. Otro de los motivos fue el hecho de que Carlos I (1517-1556) introdujo la etiqueta borgoñona en la corte española, entre cuyas características se encontraba la indumentaria negra.

Sofonisba Anguissola. Felipe II. 1564. Museo del Prado. Madrid.
Sofonisba Anguissola. Felipe II. 1564. Museo del Prado. Madrid.

          Evidentemente, no debe olvidarse que el negro era el color del luto en España. Felipe II disfrutó de una larga vida para aquella época  ya que llegó a los 71 años de edad, pero tuvo muchas ocasiones de llevar luto. Su madre Isabel de Portugal, a la que estaba profundamente unido, falleció cuando Felipe contaba doce años. Después tendría que hacer frente a la muerte de sus cuatro mujeres, de cinco de sus hijos, de su hermana Juana y de su padre el emperador, retirado a Yuste en 1556 y que falleció dos años mas tarde víctima del paludismo.

Hans Eworth. Felipe II y María Tudor, reyes de Inglaterra. 1588. Woburn Abbey. Bedfordshire
Hans Eworth. Felipe II y María Tudor, reyes de Inglaterra. 1588. Woburn Abbey. Bedfordshire

          De toda esta tremenda lista de pérdidas, tal vez una de las mas trágicas fue la de su hijo mayor y heredero don Carlos (fruto de su primer matrimonio) que falleció a los 23 años. Fue un joven con numerosos problemas de salud y comportamiento. La mala relación entre padre e hijo es en parte responsable de la leyenda negra de Felipe II, ya que se acusó al rey de su asesinato hecho que no parece del todo probable.

          Volviendo al tema que nos ocupa, es preciso señalar que en otros países el luto era blanco, por ejemplo en Francia, cuando María Estuardo quedó viuda de Francisco II la vistieron íntegramente de blanco.

Françoise Clouet. María reina de Escocia. 1560-61. Colección de la reina de Inglaterra.
Françoise Clouet. María reina de Escocia. 1560-61. Colección real inglesa.

          La moda española que había sido considerada en Europa como el colmo de la elegancia fue poco a poco perdiendo terreno. A finales del siglo XVII nuestro país estaba agotado, las numerosas guerras y epidemias causaron estragos en la población y la economía. Carlos II, nuestro último rey de la dinastía de los Austrias, era un hombre enfermo que a pesar de sus dos matrimonios, no consiguió tener descendencia.

Juan Carreño de Miranda. Carlos II de España en el Salón de los Espejos del Real Alcázar de Madrid. 1675. Museo del Prado. Madrid.
Juan Carreño de Miranda. Carlos II de España en el Salón de los Espejos del Real Alcázar de Madrid. 1675. Museo del Prado. Madrid.

           Francia recoge el testigo de España y se convierte durante el reinado de Luis XIV en el país mas poderoso de Europa, y no solo eso, sino en arbitro de la moda y el buen gusto.

           El poder político y económico va aparejado a una serie de circunstancias y una de ellas es el deseo de emulación. La todopoderosa corte de Versalles puso a Europa a sus pies, mientras que España seguía vistiendo a la antigua usanza. Esto no implica que nuestros antepasados siempre fueran de negro pero si pasamos revista a los retratos de la época vemos que tanto nobles como  burgueses se hacían retratar vestidos de este color, lo cual debe significar que ese atuendo era considerado el mas elegante. En la corte de Felipe IV (1623-1665) vestir de negro era condición inexcusable para poder ser recibido por su católica majestad.

Diego Velázquez. Retrato del Infante Don Carlos. Hacia 1626-1628. Museo del Prado.
Diego Velázquez. Retrato del Infante Don Carlos. Hacia 1626-1628. Museo del Prado.

          A principios del reinado de Felipe IV la presencia del negro solo se veía alterada con la blanca valona pero conforme avanza el siglo el cuello se hace mas cuadrado y  las mangas cobran protagonismo en cuanto al tamaño, son anchas, vistosas y al ser abiertas dejan ver la camisa. La capa es corta y se deja caer al mismo lado que se lleva la espada.

Bartolomé Estebán Murillo. Don Andrés de Andrade y la Cal. 1665. Metrpolitan Museum of New York.
Bartolomé Estebán Murillo. Don Andrés de Andrade y la Cal. 1665. Metrpolitan Museum of New York.
Bartolome Esteban Murillo. Caballero de golilla. 1670. Museo del Prado. Madrid
Bartolome Esteban Murillo. Caballero de golilla. 1670. Museo del Prado. Madrid

          En cuanto al peinado, el hombre español llevó el pelo corto pero conforme avanza el siglo se lo va dejando largo, en algunos retratos podemos ver auténticas melenas. En la vecina Francia Luis XIII comenzó a usar la peluca al quedarse calvo y lo mismo hizo en su momento su hijo Luis XIV. El “look” hispano era austero y elegante, mientras que la moda francesa era excesivamente femenina y recargada. Desde nuestra perspectiva actual lo varonil no tiene nada que ver con lazos, cintas, joyas, pelucas y tacones.

Luis Alejandro de Borbón. Conde de Toulouse.
Luis Alejandro de Borbón. Conde de Toulouse.

          Es evidente que la manera de vestir influye y determina los movimientos del cuerpo. Según los testimonios de los extranjeros que nos visitaron, los españoles eran muy envarados lo que sin duda estaba muy relacionado con la indumentaria.  Sus ropas eran estrechas y la golilla les oprimía el cuello. La adopción del traje francés debió de resultar para muchos un alivio,  aunque evidentemente mucho mas costoso ya que el español abandonó su proverbial  austeridad para lanzarse al gasto usando sedas de colores y preciosos brocados al igual que la mujer. Los dos sexos se igualan con respecto a la moda. El traje a la francesa se llamaba “traje a lo militar”  ya que estaba inspirado en este último. Constaba de casaca, chupa, calzones, camisa, medias, corbata y zapatos de tacón con hebilla además de espadín y sombrero de tres picos. Como ropa de abrigo se siguió usando la capa, única pieza de la indumentaria antigua española que ha llegado al siglo XX.

Alejandro Cabeza. Retrato de Juan Carlos I de España.
Alejandro Cabeza. Retrato de Juan Carlos I de España.

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. En mi opinión en España se abusa del color negro en el vestir.
    Según el protocolo nunca debes ir vestido de blanco o negro a una boda.
    Sí puedes vestir el blanco como luto.
    No hace muchos años las señoras mayores se vestían de negro y no usaban otro color.
    Me ha gustado el artículo, como siimpre.

    1. Bárbara dice:

      Tienes razón. Las mujeres sobre todo abusamos del negro. Mi padre lo odiaba, decía que era muy triste. A mi me encanta vestirme de negro, me veo favorecida…será que tal vez me viene genéticamente de tiempos antiguos ja ja….
      FELIZ NAVIDAD

  2. Reblogged this on Arte y demás historias por Bárbara Rosillo.

  3. Josele Romero de la Puerta dice:

    Como siempre interesante y ameno, da gloria leerte

    1. Bárbara dice:

      Hijo mío, me das un ánimo que para qué.
      Ahora creo voy a empezar a escribir un poco sobre las mujeres porque las tengo un poco abandonadas.
      Un abrazo y FELIZ NAVIDAD.

  4. manuel saucedo dice:

    Fantástico, como siempre. Por cierto, Luis Alejandro de Borbón “antes muerto que sencillo”.
    Besos. GUAPA!!

    1. Bárbara dice:

      Desde luego Manolo!!! Lo he puesto porque la diferencia entre la vestimenta francesa y española era ABISMAL.
      Un fuerte abrazo y FELIZ NAVIDAD!!!!

  5. Mercedes Valenzuela dice:

    Bárbara me ha encantado como siempre !!!!!!!

    1. Bárbara dice:

      Que bien Mercedes!!! No sabía que me siguieras….espero seguir entreteniéndote.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s