Jaulas doradas


          Desde el 19 de febrero de 2015 y hasta el domingo 20 de septiembre de 2015, está teniendo lugar en el Museo del Traje de Madrid, la muestra denominada Jaulas doradas. Se presenta como una propuesta expositiva de prendas de indumentaria femenina, que en combinación con armazones interiores (miriñaques y polisones) y corsés, intenta poner de manifiesto siguiendo un hilo cronológico, los momentos más singulares y paradigmáticos en la configuración de la silueta, constreñida y enjaulada, que predominó en la imagen y estética de la mujer de la segunda mitad del siglo XIX.

          Al mismo tiempo, y mediante una apoyatura simbólica: la mujer pájaro, se pretende mostrar una reflexión más amplia que trascienda el mismo concepto formal de jaula/indumentaria para llegar a otros planteamientos conceptuales más amplios sobre la belleza “dorada” y “las jaulas” del universo femenino. Mediante una cuidada selección de piezas de indumentaria femenina de la colección del Museo del Traje, en combinación con prendas interiores, se ponen de manifiesto los momentos más singulares de la configuración de la silueta, constreñida y enjaulada, que predominó en la imagen y estética de la mujer del siglo XIX.

 Miriñaque, ca. 1860-1868. Colección Museo del Traje. © Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Miriñaque, ca. 1860-1868. Colección Museo del Traje.
© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

          ¿Qué es el miriñaque? Una falda almidonada guarnecida con aros, a modo de armazón, que tuvo su origen en 1850. “Su estructura es similar a la de una jaula de hierro que contribuye a aumentar el volumen a la figura de la mujer, confiriéndole una silueta acampanada”, detalla la comisaria. A pesar de su rigidez, esta estructura aportaba gran ligereza al movimiento de la mujer, : “ya que sostenía las faldas del traje sin necesidad de utilizar múltiples capas superpuestas”, puntualiza. Años, después, el miriñaque, también llamado crinolina, cede el paso al polisón, armazón que, atado a la cintura, daba volumen a la parte de atrás de la silueta femenina. “Es el momento en el que la silueta femenina se modifica, la forma acampanada se desinfla en el frente y en los costados y comienza a proyectarse hacia atrás”, explica.

Conjunto de traje con polisón, ca. 1875-1880. Colección Museo del Traje. © Ministerio de Educación, Cultura y Deporte
Conjunto de traje con polisón, ca. 1875-1880. Colección Museo del Traje.
© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

          Esta cola se convierte en una de las características fundamentales de los patrones femeninos, que en ocasiones fue motivo de burla y ridiculización. “En la prensa inglesa existen muchas piezas satíricas que parodian el aspecto enjaulado de la mujer”. Tras una breve interrupción, el polisón vuelve con fuerza en torno a 1883 y hasta 1890, pero en esta ocasión a modo de cojinete ubicado bajo la cintura. Cada día, el polisón va tomando más fuerza y adopta siluetas exageradas como “grupa a caballo”, aclara la comisaria, quien destaca que existía un gran gusto por decorar los vestidos a imagen y semejanza de las estancias de su casa. “Por eso, el traje de este período es conocido como de estilo tapicero, por la similitud decorativa que presenta con el tratamiento de los tejidos del interior de las estancias de los hogares de la burguesía”.

          A partir de 1890 y hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial, con el Modernismo, el miriñaque y el polisón salen del armario femenino. La mujer prefiere el cojinete, un pequeño polisón que le confiere más movilidad y “le permite realizar actividades sociales como montar en bicicleta o a caballo”. En esta época, el corsé adquiere mayor protagonismo, y su función consiste en constreñir el tórax y reducir el talle, otorgando a la mujer una silueta en ese. En función del desarrollo de estas tres prendas interiores fueron evolucionando las exteriores. Así, mientras que en la época del miriñaque aparecieron los sobretodos envolventes y sin estructura alguna, con el polisón se ponen de moda los abrigos semiceñidos, dolman (mantos), capelinas y estolas.

          En esta muestra, que se puede ver hasta el 20 de septiembre, se incluye una serie de sombreros con pájaros disecados, abanicos hechos con plumas exóticas y máscaras faciales para preservar el maquillaje, todos ellos decorados con motivos flores rescatados de la naturaleza.La exposición Jaulas doradas finaliza con una serie de prendas contemporáneas de Pedro del Hierro, Angela Arregui, Paco Rabbane o Givenchy, diseñadores que de forma recurrente han empleado corsés, jaulas y pájaros como elementos decorativos. “Estas piezas invitan a reflexionar sobre la idea de la mujer enjaulada, las imposiciones sociales y la afectación de la salud por la opresión de la prendas”, concluye la comisaria.

 

 

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Muy entretenido tu artículo Bárbara. Visité la exposición, me gustó mucho.
    Como anécdota contaré que mi madre me contaba que en el desván de una finca de su familia había un miriñaque.
    Es más, estuvo a punto de ponérselo en un vestido para una fiesta de disfraces.
    Que como bien sabes, ( esto es otro tema y no tiene nada que ver con lo que te he narrado ), los puso de moda doña María Manuela, la madre de las señoritas de Montijo. Paca y Eugenia.
    Mi enhorabuena !!!

    1. Bárbara dice:

      Muchas gracias por tu comentario Concha. Un fuerte abrazo.

  2. Gracias por informar

    1. Bárbara dice:

      Y a ti muchísimas gracias por ser un lector tan fiel. Un fuerte abrazo.

  3. Manuel S. dice:

    Interesante!!! Barbara!!!.

    1. Muchas gracias Manolo. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s