Lo singular del traje es la mantilla negra


Francisco de Goya. La pradera de San Isidro. 1788. Museo Nacional del Prado.
Francisco de Goya. La pradera de San Isidro. 1788. Museo Nacional del Prado.

          El interior de las casas, incluso el de las distinguidas, no está a la altura del aspecto externo de la ciudad. La entrada es estrecha y deficiente, las habitaciones se hayan atestadas y desordenadas. El rey Carlos III, que hizo de un sitio inmundo como Madrid un lugar salubre, no pudo penetrar hasta el interior de las viviendas, donde encuentra uno falta de higiene y suciedad. Este fue el caso de una de las primeras tabernas de Madrid, la llamada Cruz de Malta. Los españoles de a pie, que llenan las calles, están en sintonía con ese aspecto: Llevan ropa toda de paño marrón, de lana nacional de tal color, capa marrón y a menudo polainas también marrones, si bien calzan zapatos de cuero, ya que los zuecos no se ven en toda España.

Ramón Bayeu y Subías.El muchacho de la esportilla. Hacia 1786. Museo Nacional del Prado.
Ramón Bayeu y Subías. El muchacho de la esportilla. Hacia 1786. Museo Nacional del Prado.

El color marrón para la ropa es muy común. Incluso los regimientos españoles llevan uniformes cortos de ese tono. Por lo demás, los varones, exceptuando los de más baja extracción, van vestidos como en Alemania y Francia, si bien se observa el uso de red tricotada para el pelo (redecilla, cofia), así como la camisola de abundante botonadura, incluso entre los artesanos acomodados. Los hombres de postín llevan, más a menudo que en Alemania abrigos blancos, daga y no suelen llevar botas.

Ramón Bayeu y Subías. El Paseo de las Delicias. 1784-1785. Museo Nacional del Prado.
Ramón Bayeu y Subías. El Paseo de las Delicias. 1784-1785. Museo Nacional del Prado.

          En términos generales, las féminas se han mantenido más fieles al atuendo típico español que los varones. Ni que decir tiene que las más elegantes van ataviadas  como en todos sitios: en toda Europa apenas se diferencian unas de otras, excepto por algún pequeño detalle. Por lo demás, el uso del atuendo típico español se extiende hasta las capas más atas y entre clases sociales que, según las costumbres alemanas, casi no se distinguen de las más pudientes por su indumentaria.

gustín Esteve y Marqués ( Copia de Francisco de Goya). La reina María Luisa con mantilla. 1799-1800. Museo Nacional del Prado.
Agustín Esteve y Marqués (Copia de Francisco de Goya). La reina María Luisa con mantilla. 1799-1800. Museo Nacional del Prado.

          Lo singular del traje entre estas últimas es la mantilla negra de seda, o el velo, terminado por delante en un crespón. Que cubre el rostro parcial o completamente, el faldoncillo corto, casi siempre negro y de seda, como el velo, adornado con un ribete de flecos o puntilla, que, como aquel, no ha de tapar la silueta. Por entonces los zapatos tenían aún tacones altos y finos, pero la moda de llevar la parte alta del empeine de otro color y con otros adornos, importada del resto d Europa, había llegado justamente a la punta del pie. Los ojos, hundidos, pero negros y brillantes, la complexión, algo débil y enjuta, la falta de frescura en las mejillas, e incluso su color cetrino, y las piernas, a menudo desnudas hasta la pantorrilla, les confieren, en general, un aspecto en absoluto agradable, aunque sí voluptuoso.

Francisco de Goya. Majas en el balcón. 1800-1812. Colección particular.
Francisco de Goya. Majas en el balcón. 1800-1812. Colección particular.

 

Heinrich Friedrich Link. Viajes por Portugal y a través de Francia y España. 1801.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s