Semblanza de Luis XIV


          “En tanto Mazarino vivió, Luis XIV le dejó gobernar. El joven rey asistía al Consejo, pero no tomaba las decisiones y se creía que nunca se interesaría en los negocios. El día de la muerte de Mazarino (1661), Luis XIV reunió a los ministros. Manifestóles «que había resuelto ser su primer ministro», y les prohibió firmar nada sin haber recibido orden suya. Al día siguiente, el arzobispo de Rohan, que estaba encargado de lo relativo al clero, le preguntó: «Ahora que el cardenal ha muerto, ¿a quién quiere Su Majestad que me dirija en adelante?» — «A mí», respondió el rey.

Pierre Mignard. Retrato del cardenal Julio Mazarino. 1658-1660. Museo Condé.
Pierre Mignard. Retrato del cardenal Julio Mazarino. 1658-1660. Museo Condé.

          Luis XIV tenía entonces veintidós años. Era de mediana estatura, vigoroso, bien proporcionado, de rostro regular, que cada vez se hizo más majestuoso, la nariz larga, los ojos castaños, el labio un poco saliente, el perfil muy marcado. Tenía maneras solemnes que producían gran impresión, y no reía casi. Cuidaba de sus gestos y de sus palabras, y raras veces se le vio encolerizado. Era siempre reservado y fino, sobre todo con las mujeres. Escuchaba y hablaba poco. Cuando se le hacía una pregunta imprevista, respondía: «Veré».

Pieter van Schuppe. Retrato de Luis XIV. 1672. Rijksmuseum. Ámsterdam.
Pieter van Schuppe. Retrato de Luis XIV. 1672. Rijksmuseum. Ámsterdam.

          No era malo, y le ocurrió llorar cuando la reina estaba enferma. Pero como vivió rodeado de adoración, acabó por no querer en realidad más que a él mismo. Tomó la costumbre de no molestarse por nada. Cuando habla resuelto que las damas le acompañasen en su carroza, las obligaba a ir, aun cuando estuvieran enfermas. Se habla casado con María Teresa, infanta de España, mujer dulce, fea y poco inteligente, que no le interesaba gran cosa.

Charles Beaubrun. La reina María Teresa y su hijo el delfín de Francia en traje polaco. Hacia 1663. Luis XIV contrajo matrimonio con su prima hermana María Teresa de Austria en 1660. La pareja seis hijos aunque solamente el mayor conocido como Luis, el Gran Delfín, llegó a la vida adulta, los cinco restantes fallecieron en la infancia.
Charles Beaubrun. La reina María Teresa y su hijo el delfín de Francia en traje polaco. Hacia 1663. Luis XIV contrajo matrimonio con su prima hermana María Teresa de Austria en 1660. La pareja  tuvo seis hijos aunque solamente el mayor conocido como Luis, el Gran Delfín, llegó a la vida adulta, los cinco restantes fallecieron en la infancia.
Pierre Mignard (Atribuido a). La duquesa de La Vallière.  Finales del siglo XVII. Fyvie Castle. Reino Unido. La duquesa de La Vallière y  de Vaujours (1644– 1710), fue la favorita de Luis XIV desde 1661 a 1667. La pareja tuvo cinco hijos. La duquesa de La Vallière ingresó  en el convento carmelita del Faubourg de Saint-Jacques en París en 1674. Un año después pronunció sus votos perpetuos como Sor Luisa de la misericordia ante la misma reina María Teresa,  la cual le entregó el velo negro.
Pierre Mignard (Atribuido a). La duquesa de La Vallière. Finales del siglo XVII. Fyvie Castle. Reino Unido. La duquesa de La Vallière y de Vaujours (1644– 1710), fue la favorita de Luis XIV desde 1661 a 1667, con el que tuvo cinco hijos. Tras solicitar permiso, abandonó la corte e ingresó en el convento carmelita del Faubourg de Saint-Jacques en París en 1674. Un año después pronunció sus votos perpetuos como Sor Luisa de la misericordia ante la misma reina María Teresa, la cual le entregó el velo negro.

          Tuvo sucesivamente varias favoritas, algunas de las cuales fueron célebres. La primera fue una muchacha rubia, de ojos azules, Mlle. de la Vallière, dama de honor de su cuñada. Amó apasionadamente al joven rey, y acabó por retirarse a un convento de Carmelitas. Luis XIV la abandonó por la marquesa de Montespan, bella, espiritual y mala, que gozó de favor mucho tiempo. En 1684 despidió a Mme. de Montespan y se casó en secreto con la viuda del poeta Scarron, a la que hizo marquesa de Maintenon.

Taller de  Pierre Mignard.  Madame de Montespan con sus hijos. Hacia 1677. Palacio de Versalles. Françoise-Athénaïs de Rochechouart de Mortemart, marquesa of Montespan (1640 –1707), fue la más célebre favorita de Luis XIV con quien tuvo siete hijos.
Taller de Pierre Mignard. Madame de Montespan con sus hijos. Hacia 1677. Palacio de Versalles. Françoise-Athénaïs de Rochechouart de Mortemart, marquesa of Montespan (1640 –1707), fue la más célebre favorita de Luis XIV con quien tuvo siete hijos.
Anónimo.  Retrato de Madame de Maintenon. Finales del siglo XVII. Viuda del poeta Paul Scarron, era la gobernanta de los hijos del rey y la marquesa de Montespan. En 1683 contrajo matrimonio en secreto con Luis XIV. La pareja no tuvo hijos.
Anónimo. Retrato de Madame de Maintenon. Finales del siglo XVII. Viuda del poeta Paul Scarron, era la gobernanta de los hijos del rey y la marquesa de Montespan. En 1683 contrajo matrimonio en secreto con Luis XIV. La pareja no tuvo hijos.

          Luis XIV no era aficionado a los ejercicios corporales ni a los viajes, y raras veces se presentó en el ejército. Llevaba vida sedentaria, no haciendo casi más ejercicio que cazar. Montaba pocas veces a caballo, y se paseaba sobre todo en carroza. No vistió jamás uniforme militar. Usaba traje de Corte, con peluca larga y bastón.”

Charles Seignobos. Monarquía absoluta de Luis XIV. Capítulo 14.

Pierre Mignard. Luis XIV coronado por la victoria en el sitio de Naumur. 1694. Palacio de Versalles.
Pierre Mignard. Luis XIV coronado por la victoria en el sitio de Naumur. 1694. Palacio de Versalles.

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Juan Silva dice:

    Gracias, Bárbara. Me gusta mucho la historia del Rey Sol.

    Saludos

    1. Bárbara dice:

      Gracias a usted. A mi también me interesa mucho. Un cordial saludo.

  2. STELLA CERON R. dice:

    Bárbara, me encanto este artículo y las bellas pinturas, muchas gracias por tu especial dedicación para que podamos aprender y disfrutar.
    La vida de Luis XIV es para mí toda una historia, el glamour, la etiqueta, las mujeres hermosas con vestidos elegantes, hombres galantes de regias maneras, pero todos sometidos en su corte, encerrados en sus cuentos, sus intrigas, sus deslices. Pero que bella época y por eso genera tanta pasión.

  3. Rafael dice:

    La fea y poco inteligente, aunque dulce, María Teresa de Austria es la responsable genealógica de la presencia de la Casa de Borbón en España más de tres siglos después, cuando hace más de doscientos años que no reina en Francia la descendencia de Luis XIV. Por otra parte, aguantar a ese señor debía de ser una de esas cosas que llevan a cualquiera directamente al cielo.

Responder a Rafael Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s