España en la Exposición Universal de Londres de 1851

                  El lino y el cáñamo se trabajan con mayor o menor perfección en casi todos los puntos de la Península. Entre las infinitas fábricas que contamos, debemos citar la Real de Cartagena, de la municipalidad de Castellón, y los establecimientos de los señores Castell en Esparraguera,…

La Alta Costura según Paul Poiret

          Este capítulo será un curso elemental de alta costura. El personal de una casa de costura se compone de muchas categorías de empleados. En primer lugar, las técnicas, es decir, las encargadas de probar, las «primeras» y sus obreras. Ellas son las que hacen los modelos siguiendo la inspiración de…

El sosiego y gravedad de la nación española

          Hay muchos necios que yendo en compañía del mayor amigo que tienen, luégo que topan con otro que trae mayor fausto y es, como dicen, de los bien vestidos, se pegan con él por mejorarse, y andan siempre tanteando las compañías y escogiéndolas, no por su gusto ni por virtud,…

El impulso sexual y el desarrollo del lujo

         Lujo y capitalismo es un clásico que plantea un interesante concepto del surgimiento y desarrollo del capitalismo. Su autor, Werner Sombart, sociólogo y economista alemán, esgrimió una teoría sobre el lujo y su indiscutible relación con el amor y el deseo sexual de los poderosos. A través de sus páginas comprendemos el…

La duquesa de Alba no tiene un solo cabello que no inspire deseo

            Los estilos cortesanos, nacidos para satisfacer el afán de excepción  de la nobleza, se habían gastado, vulgarizado (se habían vuelto “cursis”, habría de decirse en el XX), a causa de la abusiva apropiación que de ellos había hecho la clase media. Y un grupo de señoras de la alta…

Sus zapatos son como los de nuestras muñecas

          Hasta hace algunos años las señoras llevaban guardainfantes de un tamaño prodigioso, lo cual las incomodaba e incomodaba a los demás. No había puertas bastante grandes por donde ellas pudiesen pasar; se los han quitado, y ya no los llevan más que cuando van a ver a la reina o…

Con un guardainfante mil veces mayor de lo que uno se figura

          Hay que confesar que la manera como el rey da ordinariamente audiencia en Francia no es nada al lado de ésta como recibieron al señor mariscal. En cada habitación por donde pasamos había en el centro dos filas de bancos cubiertos de tapicería para contener a la multitud y para…

Máximas, usos y costumbres de los españoles

Para hablar en general de los españoles puede decirse que, ordinariamente, son orgullosos y altivos, creyéndose por encima de todas las demás naciones; son, sin embargo, amables y honrados con los que muestran alguna deferencia para ellos; muy celosos de sus mujeres y de sus amantes; irreconciliables cuando creen haber sido ofendidos, como lo haré…

Del carácter de los españoles

          Consideran a esta nación muy envanecida y altiva, pero en el fondo no lo es tanto como lo parece; su traza, sin duda, engaña, y cuando se la frecuenta no encuentran en ella tanta gloria como se imaginan, y reconocen que es un vicio que le viene más bien de…

Una pragmática contra el lujo

En todos tiempos se ha procurado remediar el abuso y desórden de los trages y vestidos, por que junto con consumir vanamente muchos sus caudales, han ofendido y ofenden las buenas costumbres, y para ello se han publicado diversas leyes  y pragmáticas por los Reyes nuestros predecesores de gloriosa memoria; y aunque por ellas no…

Lo singular del traje es la mantilla negra

          El interior de las casas, incluso el de las distinguidas, no está a la altura del aspecto externo de la ciudad. La entrada es estrecha y deficiente, las habitaciones se hayan atestadas y desordenadas. El rey Carlos III, que hizo de un sitio inmundo como Madrid un lugar salubre, no…