¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?

¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras? ¿Qué interés se te sigue, Jesús mío, que a mi puerta, cubierto de rocío, pasas las noches del invierno oscuras? ¡Oh, cuánto fueron mis entrañas duras, pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío, si de mi ingratitud el hielo frío secó las llagas de tus plantas puras! ¡Cuántas…

El Alcázar de Sevilla por Fernán Caballero

          “Difícil y aun árdua tarea es la que nos proponemos al intentar describir el Alcázar de Sevilla, porque no hay cosa mas indescriptible. Difícil tarea es, repetimos, aun para nuestra paciente pluma, que, bien que mal, se complace en describir lo que la impresiona ó interesa. Como no somos historiadores…

El Bosco, inventor de monstruos y quimeras

          “Y pues Hyerónymo Bosco se nos ha puesto delante, razón será desengañar al vulgo y á otros mas que vulgo de un error que de sus pinturas tienen concebido, y es, que qualquiera monstruosidad, y fuera de órden de naturaleza que ven, luego la atribuyen á Hyerónimo Bosco, haciéndole inventor…

Las amistades peligrosas: moda en el siglo XVIII.

                         Las amistades peligrosas es una novela epistolar ambientada en la Francia prerrevolucionaria. Publicada en 1782, su autor Pierre Ambroise Choderlos de Laclos  trata magistralmente la condición humana. A través de sus páginas apreciamos como la maldad y el deseo de venganza pueden ser encubiertas bajo…

La dama presumida

          Juan de Zabaleta en su Día de fiesta por la mañana (1654), fue desgranando a una serie de arquetipos que poblaban el Madrid de su tiempo. Hoy nos hacemos eco de las palabras que dedica al arreglo de una dama. La acción se sitúa en casa de una mujer casadera la…

Testamento del Venerable Siervo de Dios Don Miguel de Mañara

          “En el nombre de Dios todopoderoso… delante de cuia alta magestad yo su pobre esclavo estoi escribiendo este mi testamento y postrera voluntad. … Yo Don Miguel Mañara, ceniza y polvo, pecador desdichado, que los mas de mis malogrados días ofendí a la magestad altíssima de Dios mi padre, cuya…

El hombre fino al gusto del día

          “La moda es la más inconstante de las fingidas divinidades, pero es la que tiene más adoradores. Su imperio se estiende por do quiera, y hay cierta especie de de sabiduría en no ir contra ella. Tan grande es su poder, dice un proverbio, que el hombre sabio es el…

El abanico es la ventana de su alma

         “Hay tres clases de mantillas, y hasta hace unos años todavía ninguna dama podría prescindir de un juego completo: primero blanca, que se usa en las grandes ocasiones, como nacimientos, corridas y Lunes Santo; se compone de blonda fina o encaje bordado, pero no les va bien a las mujeres españolas,…

La mantilla española

Airosamente prendida con alfileres de plata, blanco búcaro de encajes que sostiene una guirnalda, gracioso y digno remate de una figura gallarda… no hay en el mundo un tocado como la mantilla clásica. Sombreritos de colores con plumas negras o blancas, gorritos de terciopelo, capotas estrafalarias… han conquistado la tierra del calañés y la faja,…