El milagro del Cristo de San Agustín

            “Año de 1649, padeciendo esta Ciudad de Sevilla una gravísima peste, de que murió mucho número de gente, los dos Ilustrísimos Cabildos Eclesiásticos y Secular, pidieron a este Convento de San Agustín nuestro Padre, se llevase la imagen del Santo Christo, a la Santa Iglesia; y a 2 de…

No me mueve, mi Dios, para quererte

No me mueve, mi Dios, para quererte el Cielo que me tienes prometido ni me mueve el Infierno tan temido para dejar por eso de ofenderte. Tú me mueves, Señor. Múeveme el verte clavado en una cruz y escarnecido; muéveme el ver tu cuerpo tan herido, muévenme tus afrentas, y tu muerte. Muéveme, en fin,…

Juan Martínez Montañés

  “Pocos escultores españoles le han aventajado en la naturalidad de las actitudes, en el plegar de los paños y en la amabilidad de los semblantes; y pocas estatuas hay tan respetables, ni que muevan á devoción, como la de vestir de Jesus Nazareno, llamado de la Pasion, que se venera en el convento de…