Colección Abelló. Mecenazgo al servicio del arte.


          Desde las últimas décadas del pasado siglo el matrimonio formado por Juan Abelló y Ana Gamazo ha ido reuniendo una importante colección de arte. Hasta el próximo 1 de marzo en el CentroCentro Cibeles de Madrid se exponen alrededor de ciento sesenta obras, que a pesar de su número reducido, permite reflejar la coherencia y las características propias que se han mantenido desde su origen. El matrimonio Abelló. atesora un conjunto de cerca de quinientas piezas reunidas durante las últimas cuatro décadas y repartidas entre su casa de Madrid, la oficina del empresario en la capital y sus fincas. Esta exhibición se realiza sin ánimo de lucro alguno por los propietarios ya que los posibles beneficios serán cedidos íntegramente a Cáritas Madrid.

Vincent van Gogh Cabeza de una campesina. Cerca de 1884.
Vincent van Gogh Cabeza de una campesina. Hacia 1884.

          La colección Abelló no se limita a periodos históricos, escuelas o géneros concretos sino que, aún siendo la obra española la principal, son significativos los ejemplos de talleres flamencos, italianos, franceses o germánicos. Su segundo carácter específico es que no marca un límite temporal ya que arranca en el Renacimiento para terminar en el siglo XX.: Juan de Flandes, Lucas Cranach, Yáñez de la Almedina, Berruguete, Zurbarán o Ribera se encuentran con obras de Canaletto, Goya, Sorolla, Modigliani, Degas, Rothko, Dalí, Braque, Klee, Gris, Klimt, Kandinsky, Munch, Matisse o Tàpies.

Salvador Dalí. Retrato del padre del artista y su hermana. 1925.
Salvador Dalí. Retrato del padre del artista y su hermana. 1925.

          El tercer aspecto que debe valorarse es la importancia que tiene el dibujo como género artístico, tanto más si se tiene en cuenta el habitual desinterés por este género en el ámbito privado hasta hace pocas décadas. Desde Francisco Pacheco, Pedro de Campaña o Bartolomé Murillo, con la adquisición del llamado Álbum Alcubierre, hasta el importante conjunto de Picasso, Van Gogh, Schiele o Bacon entre otros, la exposición permite un recorrido singular de los dibujos paralelo al de las pinturas.

Juan Pantoja de la Cruz. Retrato de doña Ana de Austria niña. 1607.
Juan Pantoja de la Cruz. Retrato de doña Ana de Austria niña. 1607.

          En palabras de Felipe Vicente Garín, comisario de la muestra: “Tampoco podemos olvidar que dentro de ese concepto global hay secciones especialmente ricas: la sala dedicada a vistas de Madrid, la colección de bodegones y floreros, las vedute italiane, Goya y lo goyesco o la pintura europea de los siglos XIX-XX tienen por sí mismas protagonismo propio, tanto por su número como por lo excepcional de sus autores. Sería injusto omitir el esfuerzo que Abelló ha llevado a cabo desde el inicio de su colección para recuperar obras artísticas singulares del patrimonio histórico artístico español que, por razones diversas, siempre dolorosas, habían salido de nuestro país. Como ejemplo, no únicos desde luego, mencionemos el Salvator mundi entre San Pedro y San Juan de Fernando Yáñez de la Almedina o El joven gallero de Bartolomé Esteban Murilo”.

Bartolomé Esteban Murillo. El joven gallero. Cerca de 1660
Bartolomé Esteban Murillo. El joven gallero. Hacia 1660.

          Se trata de una labor donde ha primado siempre la ilusión, el buen hacer y el gran acierto en el aumento de sus fondos, que prosigue. A esto hay que añadir la permanente preocupación por su conservación y estudio, así como la generosidad en el préstamo temporal de obras. La Colección Abelló al ser tan extensa cuenta con restauradora propia. Todas las obras expuestas se encuentran en están en perfecto estado de conservación, lo que sin duda representa un atractivo mas.

Pablo Picasso. Nu assis (Desnudo sentado). Invierno de 1922-1923.
Pablo Picasso. Nu assis (Desnudo sentado). Invierno de 1922-1923.

          Su presentación pública –primera de su conjunto- permite compartir con el visitante no solamente el entusiasmo del coleccionista de arte, sino también el importante papel del mecenazgo privado en España. El proyecto ha sido dirigido por Enrique Gutiérrez de Calderón junto con Almudena Ros de Barbero, comisaria adjunta y conservadora de la Colección Abelló capitaneados por el ya citado Felipe Garín, ex director del Museo del Prado. En palabras del comisario, Juan Abelló se encuentra muy satisfecho con el resultado: “Se ha involucrado mucho en la selección de las obras y ha estado varias veces en el montaje. Recorre una y otra vez las salas. Se le ve feliz». Por tanto seamos los aficionados al arte felices también y vayamos a disfrutar de esta magnífica muestra.

Jose de Ribera. El olfato. Cerca de 1815.
Jose de Ribera. El olfato. Hacia 1815.
Lucas Cranach el viejo. Virgen de la leche. Cerca de 1540.
Lucas Cranach el viejo. Virgen de la leche. Hacia 1540.

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Mercedes dice:

    Me ha encantado Barbara !!!!!! Ire a verla!!!!

    1. Muchas gracias Mercedes. Un abrazo.

  2. Celia Abad dice:

    Gracias Bárbara!!! Muy interesante y lo daré a conocer a los amigos!!!! Un saludo!!!!

    1. Bárbara dice:

      Muchas gracias Celia. Encantada de que compartas mi blog. Un saludo.

  3. Manuel S. dice:

    Muy interesante Barbara, conocía algunas obras de Abelló, pero no sabía que tuviera una colección tan extensa.

  4. JESUS dice:

    Fascinante, completísima, imprescindible. Ya estoy deseando volver a verla.

    1. Yo también deseando. Muchas gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s