La mantilla española

Airosamente prendida con alfileres de plata, blanco búcaro de encajes que sostiene una guirnalda, gracioso y digno remate de una figura gallarda… no hay en el mundo un tocado como la mantilla clásica. Sombreritos de colores con plumas negras o blancas, gorritos de terciopelo, capotas estrafalarias… han conquistado la tierra del calañés y la faja,…