Discurso contra los males trajes y adornos lascivos

          Mas todo esto es sombra o remedo de la penalidad con que viven nuestras españolas con el nuevo traje pomposo, ya, como a porfía y emulación, tan aumentado con nuevos y extraordinarios instrumentos de enaguas almidonadas, polleras, guardainfantes de fuertes y doblados arcos (hasta de hierro, o alambre de gruesos…

La verdad de la pintura

          Cuando se contempla a solas, pasados los primeros instantes, presa la mirada del hechizo ilusorio, acaba por no saber medir en dónde termina el lienzo y dónde comienza la realidad de la sala; la sugestión presenta como posible entrar en el escenario de la anécdota cortesana. Y no merced a…

El guardainfante.

          En la actualidad vemos maravillados los desfiles de alta costura, donde en ocasiones las modelos lucen unos vestidos recargados, complicados o de exagerados volúmenes. Tal  despliegue de imaginación normalmente va destinado a la pasarela  porque para la vida diaria, aunque  las ocasiones sean de gran gala, las mujeres no visten…