Parábola del hijo pródigo


          El conocimiento de los Sagradas Escrituras se convierte en esencial para acercarnos con mayor rigor a buena parte de las grandes obras artísticas del pasado. Hoy nos hacemos eco de la Parábola del hijo pródigo, asunto tratado por diversos pintores a lo largo de los siglos con los más variados enfoques. El Evangelio según San Lucas nos ofrece el sobrecogedor relato del amor incondicional de un padre y de su misericordia. Charles Dickens afirmó que esta parábola era “La historia más grande jamás contada.”Sin más, el texto.

Lucas 15:11-32

11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos;

12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.

Bartolomé Esteban Murillo. El hijo pródigo recoge su legítima. 1660-1665. Museo del Prado. Madrid.
Bartolomé Esteban Murillo. El hijo pródigo recoge su legítima. 1660-1665. Museo del Prado. Madrid.

13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.

Bartolomé Esteban Murillo. La despedida del hijo pródigo. 1660 - 1665. Museo del Prado. Madrid.
Bartolomé Esteban Murillo. La despedida del hijo pródigo. 1660 – 1665. Museo del Prado. Madrid.

14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle.

Bartolomé Esteban Murillo. La disipación del hijo pródigo. 1660 - 1665. Museo del Prado.
Bartolomé Esteban Murillo. La disipación del hijo pródigo. 1660 – 1665. Museo del Prado.
Palma el joven. Las diversiones del hijo pródigo. 1595-1600. Galería de la Academia. Venecia.
Palma el joven. Las diversiones del hijo pródigo. 1595-1600. Galería de la Academia. Venecia.

15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.

Alberto Durero. El hijo pródigo. Hacia 1496. Colección Real Británica.
Alberto Durero. El hijo pródigo. Hacia 1496. Colección Real Británica.

16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.

Bartolomé Esteban Murillo. El hijo pródigo abandonado. 1660 – 1665. Museo del Prado. Madrid.
Bartolomé Esteban Murillo. El hijo pródigo abandonado. 1660 – 1665. Museo del Prado. Madrid.

17 Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!

18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.

John Macallan Swan. The Prodigal Son. 1888. Tate Gallery. Londres
John Macallan Swan. The Prodigal Son. 1888. Tate Gallery. Londres.

19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.

Leonello Spada. El regreso del hijo pródigo. Museo del Louvre. Paris.
Leonello Spada. El regreso del hijo pródigo. 1608-1611. Museo del Louvre. Paris.

20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

Bartolomé Esteban Murillo. Regreso del hijo pródigo. 1668. National Gallery. Washington.
Bartolomé Esteban Murillo. Regreso del hijo pródigo. 1668. National Gallery. Washington.

22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.

23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;

Jan Steen. El regreso del hijo pródigo. 1670. Colección particular.
Jan Steen. El regreso del hijo pródigo. 1670. Colección particular.

24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

Rembrandt. El regreso del hijo pródigo hacia 1662 . Museo del Heritage. San Petersburgo.
Rembrandt. El retorno del hijo pródigo. Hacia 1662 . Museo del Heritage. San Petersburgo.

25 Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas;

26 y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.

27 Él le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano.

Pompeo Batoni. El retorno del hijo pródigo. 1773. Kunsthistorisches. Viena.
Pompeo Batoni. El retorno del hijo pródigo. 1773. Kunsthistorisches. Viena.

28 Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.

29 Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.

30 Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.

31 Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.

32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

Giorgio de Chirico. El hijo pródigo. 1922. Museo de Arte Contemporáneo. Milán.
Giorgio de Chirico. El hijo pródigo. 1922. Museo de Arte Contemporáneo. Milán.

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Manuel Domínguez A. dice:

    Compleja parábola y bellas ilustraciones Doctora

    1. Bárbara dice:

      Verdaderamente es una historia compleja que se puede ver desde muchos puntos de vista. Me alegra te haya gustado la selección de pinturas. Un abrazo.

  2. Consuelo dice:

    Quería Bárbara: te sigo y leo con muchísimo interés. Felicidades por tu magnífico Cum Laude! Te lo mereces. Un fuerte abrazo. Consuelo Ternero.

    1. Bárbara dice:

      Muchas gracias Consuelo. Un fuerte abrazo.

  3. Manuel S. dice:

    Maravillosamente ilustrado!!! me quedo con el Batoni!!!! Que maravilla!!!

    1. Bárbara dice:

      Muchas gracias por tu comentario Manolo. Es un relato bastante tratado por la Historia del Arte. Yo en este caso me quedo con Rembrandt, es una pintura que me transmite una profunda emoción mientras que su maestría técnica me deja sin palabras. Un abrazo.

  4. may amian dice:

    Maravilloso. Siempre tuya.

    1. Bárbara dice:

      Muchísimas gracias May. La iconografia me interesa especialmente. La manera en que cada artista ha concebido el relato ya sea religioso o mitológico. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s