El traje de torear


Para mi amigo Manuel Saucedo

El traje de luces es un atuendo opulento y absolutamente singular que distingue al matador y su cuadrilla de cualquier otra profesión. El responsable de tan original creación fue el Francisco Montes, Paquiro, (1805-1851) matador nacido en Chiclana de la Frontera cuya carrera estuvo plagada de hitos, no solo debido a su portentosa fuerza física sino también a su labor fuera de los ruedos a través de su obra Tauromaquia Completa publicada en 1836. A través de sus páginas analizaba a fondo la corrida de toros y su concepto del toreo sentando definitivamente las bases de la lidia moderna. Montes  fue alumno del maestro Pedro Romero en la escuela de Tauromaquia de Sevilla convirtiéndose a los veinticinco años en una primerísima figura.

Francisco de Goya. Retrato de Pedro Romero. 1795-1798. Kimbell Arte Museum. Fort Worth. Texas. Estados Unidos.
Francisco de Goya. Retrato de Pedro Romero. 1795-1798. Kimbell Art Museum. Fort Worth. Texas. Estados Unidos.

          Las corridas de toros vivieron durante el siglo XIX un auge extraordinario, era la única diversión de masas por aquellos tiempos y desataba auténticas pasiones. A partir de 1812 los honorarios percibidos por los toreros aumentaron sustancialmente, un primer espada se embolsaba unos 3.000 reales mas un sobresueldo a mitad de la temporada destinado al vestido. Este hecho influyó decisivamente en la suntuosidad del traje de luces. Paquiro reivindicó la figura del torero como un héroe y en este sentido codificó  un atuendo suntuoso. Montes ideó un traje que enfatizaba las líneas de la silueta masculina, introduciendo una serie de modificaciones en su forma y decoración que han llegado al siglo XXI.

Francisco Montes "Paquiro".
Francisco Montes, “Paquiro”.

          Algunos entendidos en la materia sostienen como probable que Paquiro se inspirara en los trajes de gala de los militares franceses, no debemos pasar por alto que España estaba inmersa en la guerra de la Independencia. En 1811 tuvo lugar la batalla de Chiclana y es probable que el futuro torero se fijara en los magníficos uniformes del ejército francés. Las tropas napoleónicas desplegaron una impresionante riqueza en su atavío, las casacas de los generales presentaban bordados en pechera y mangas además de complicadas charreteras en los hombros. En España la  indumentaria militar estuvo exenta de las constantes pragmáticas contra el lujo, los altos mandos gozaban de libertad a la hora de vestirse; de hecho consta como los Reyes Católicos en 1499  y Carlos I en 1555 otorgaron permiso a sus militares para vestir tejidos lujosos en determinadas campañas bélicas. Los nobles que acudieron al frente de Túnez con el emperador llevaban trajes confeccionados con telas de oro y plata, algo que desde nuestra óptica actual nos parece un auténtico disparate; evidentemente los códigos en el siglo XVI eran otros. Por estas razones, diversos investigadores sostienen que existen claras similitudes conceptuales entre el traje militar y el vestido de torear.

José Elbo. Retrato de Paquiro y su esposa. Colección Real Maestranza de Caballería. Sevilla.
José Elbo. Retrato de Paquiro y su esposa. Colección Real Maestranza de Caballería. Sevilla.

          Volviendo al indumento concebido por  Paquiro para el lidiador, se trata de  un terno profusamente bordado por medio de lentejuelas, alamares, borlas y pasamanería. Todos estos elementos ya se usaban desde antiguo, lo novedoso fue la manera de componer las decoraciones y su abigarramiento. El traje de torero es heredero de la estética del siglo XVIII en cuanto a alegre colorido y sofisticación separándose por completo del traje de uso civil masculino. Desde mediados del siglo XIX hasta el siglo XXI ha sufrido algunos cambios pero se ha mantenido inalterable en su esencia constituyendo una originalísima contribución de nuestro país a la historia de la indumentaria.

Manuel Rodríguez de Guzmán. Suerte de recibir. 1850. Colección Real Maestranza de Caballería. Sevilla.
Manuel Rodríguez de Guzmán. Suerte de recibir. 1850. Colección Real Maestranza de Caballería. Sevilla.
Angel María Cortellini. Francisco Montes %22Paquiro%22, antes de una corrida. La despedida del torero. 1847. Museo Carmen Thyssen. Málaga.
Angel María Cortellini. Francisco Montes, “Paquiro”, antes de una corrida. La despedida del torero. 1847. Museo Carmen Thyssen. Málaga.

Continuará…

Vota el blog si te ha gustado el contenido.
Pincha en la imagen para votar el blog en el concurso al mejor blog de cultura y tendencias  convocado por el periódico 20 minutos.

10 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Francisco hernandez cano dice:

    Como siempre interesante y muy bien ilustrado! Buen trabajo.

    1. ¡Gracias Paco! Voy a seguir escribiendo sobre el origen del traje de torero, es un tema muy interesante y genuinamente español.

  2. manuel dice:

    Fantástico como siempre! Mil gracias por la dedicatoria!!!!!!!!

    1. ¡Mil gracias a ti por tu regalo! Pensé que este tema tan español te gustaría. El traje de torero es un atuendo impresionante lleno de simbolismo y matices.

  3. Mercedes Valenzuela dice:

    Estupendo como siempre !!!!!!

    1. Bárbara dice:

      Muchas gracias Mercedes. Si alguna de tus amigas quiere hacerse seguidora para que le lleguen todos los post, solamente tiene que introducir su correo en la página principal a la derecha donde pone “Follow”. Luego deberá aceptar el correo de confirmación. Esta es la manera mas eficaz y segura de recibir todo. Una vez mas muchas gracias por tu apoyo.

  4. mariagalan dice:

    Hola Bárbara!!! muy interesante este post y encantada de compartir contigo horas de ensayo y tareas blogeras…. te invito al mío por si te quieres pasar!!! =) =) =)

    1. Bárbara dice:

      ¡Muchas gracias! Acabo de ver tu trabajo, me parecen muy delicados y originales.

  5. Chiclana dice:

    Bárbara, aunque posible, me da a mi la impresión que, contando con que Paquiro tenía 6 años cuando el sitio de Cádiz y la estancia de Bonaparte (hermano, no Napoleón) en nuestra ciudad, contabilizar los trajes de los soldados franceses como fuente de inspiración es algo atrevido. No por que no sea posible, sino porque en España no quedó un francés tras el sitio de Cádiz (contando con que Napoleón se fué en 09). Si le damos cuartelillo a la llegada de Fernando VII (22 de marzo de 1814) el joven Paquiro contaría con 9 años…
    Se me queda “coja” esa parte y en el Tratado no se recoge con el mismo detalle el traje que la lidia en si.
    Gracias!!

    1. Bárbara dice:

      Muchísimas gracias por su comentario cuya información me aporta mucho. Algunos investigadores como Luis del Campo o Pedro Romero de Solís afirman que el traje militar tiene similitudes conceptuales con el traje de torero.Verdaderamente Montes era un niño y es difícil saber si se inspiró en los recuerdos de su infancia.
      Yo he recogido sus teorías. El origen del traje de torero es muy interesante y parece que todavía hay varios enigmas sin resolver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s