Boticelli reimaginado


Andy Warhol. Venus verde. 1984.
Andy Warhol. Venus verde. 1984.

          Sandro Botticelli (1445-1510) está considerado uno de los mejores pintores del Renacimiento. Sus bellísimas madonas y venus se han integrado en la conciencia colectiva llegando a ejercer una notable influencia en diversos artistas, diseñadores, modistas y cineastas. Pese a que gozó de un notable éxito en vida, su obra fue víctima  del olvido durante más de trescientos años, y no fue hasta mediados del siglo XIX cuando su legado fue redescubierto paulatinamente por el movimiento británico de los prerrafaelitas. En ese momento, los artistas ingleses cayeron rendidos ante Botticelli y la cultura italiana por lo que se les considera los artífices de la recuperación del pintor del Quattrocento.

Sandro Botticelli. Alegoría de la Abundancia u Otoño. Hacia1480-1485. Galeria de los Ufizzi Florencia.
Sandro Botticelli. Alegoría de la Abundancia u Otoño. Hacia1480-1485. Galeria de los Ufizzi Florencia.

          La primavera (1481) y El nacimiento de Venus (1484), sus más célebres obras (Ufficci, Florencia), representan un arquetipo de la belleza femenina que ha traspasado fronteras y culturas convirtiéndose en un icono, tal y como se pone de manifiesto en Botticelli Reimagined, la exposición que alberga el museo Victoria y Alberto (organizada con la Gemäldegalerie de Berlín) hasta el próximo 3 de julio. Se trata de la mayor muestra consagrada al artista celebrada en el Reino Unido ya que presenta ciento cincuenta obras que reflejan las más diversas interpretaciones que de su obra han realizado artistas y diseñadores. Desde pintura, moda, cine, hasta dibujo, fotografía, tapicería, escultura o grabado, la exposición cuenta con trabajos de Dante Gabriel Rossetti, Edward Burne-Jones, William Morris, René Magritte, Elsa Schiaparelli, Andy Warhol y Cindy Sherman, entre otros. La muestra se divide en tres secciones, que arrancan desde el presente  retrocediendo hasta el siglo XV.

Sandro Botticelli. Palas y Centauro. Hacia 1482.
Sandro Botticelli. Palas y Centauro. Hacia 1482. Galeria de los  Ufizzi. Florencia.
Botticelli reimaginado.
Botticelli reimaginado.

          En la presentación, la comisaria Ana Debenedetti, ha explicado que se “comienza con el arte contemporáneo, más familiar para el público, y sigue el rastro de la fuente de inspiración a través de las distintas capas de reinvención de Botticelli”. El recorrido, ha continuado Debenedetti, sigue por “la simplicidad del diseño” y “la claridad de las líneas” de los prerrafaelitas, para concluir con cincuenta obras del propio Botticelli. En la sala dedicada al “redescubrimiento”, se pueden contemplar diversas obras de Rossetti tales como La dama de la ventana (1870), con clara influencia del retrato de Smeralda Bandinelli de Botticelli, o El renacimiento de Venus de Walter Crane, basado en el homónimo del siglo XV. También se incluyen copias realizadas desde 1815 en grabados y litografías, y fotografías de sus pinturas desde 1860, así como una escultura de Ettore Ximenis La Rinascita (1895), inspirada en su Primavera.

Walter Crane. El renacimiento de Venus. 1877.
Walter Crane. El renacimiento de Venus. 1877. Tate Gallery. Londres.

          Respecto al arte contemporáneo, comprobamos que Botticelli ha sido una fuente de inspiración. Desde dos diseños de Dolce & Gabbana estampados con el rostro de Venus, hasta las famosas versiones en Arte Pop de la diosa romana realizadas por Andy Warhol. “La selección de obras fue muy estricta, cada trabajo que hemos escogido tiene un significado para el artista”, ha aclarado la comisaria.

René Magritte. Le bouquet tout fait. 1957.
René Magritte. Le bouquet tout fait. 1957.

          En cuanto a su influencia en el séptimo arte,  se proyectan escenas de películas como Dr. No  en la que Honey (interpretada por  una espectacular Ursula Andress) emerge del agua con conchas en la mano; o a Uma Thurman en el papel de Venus en Las aventuras del barón Münchausen. La versión china de Yin Xin, el Nuevo Realismo de Alain Jacquet, la interpretación de René Maggritte o El Renacimiento de Venus de David LaChapelle son otras de las piezas relevantes que se exponen.

Yin Xin. Venus despúes de Botticelli. 2008.
Yin Xin. Venus despúes de Botticelli. 2008.
Botticelli reimaginado.
Botticelli reimaginado.

          Como curiosidad cabe destacar la exhibición de una rueda de Oz Racing inspirada en un broche que porta uno de los personajes de La primavera y un retrato a ordenador basado en el de Simonetta Vespucci como una ninfa, en el que cambia la imagen y se caricaturiza el ideal de belleza femenino. Incluso se critican  los cánones, como refleja el vídeo de la artista Ulrike Rosenbach, en el que proyecta su propio cuerpo sobre el de la diosa de Botticelli para retar al público a un enfoque crítico sobre los modelos de identidad femenina. Para concluir recuperamos las palabras del célebre historiador del arte Walter Pater (18391894) el cual afirmó que el florentino “sobrepasó los límites de su generación al pintar como un visionario”.

Oz.Boticelli. 2010.
Oz. Botticelli III. 2010.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Manuel S. dice:

    Muy interesante Barbara!!! me ha encantado el video. Eres una artista ilustrando tus artículos!!!!

    1. Bárbara dice:

      Muchísimas gracias Manolo. El vídeo es muy interesante y didáctico. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s