Contra la práctica de fajar a los niños

          “A penas ha salido el niño del vientre de su madre, y apenas disfruta de la facultad de mover y estender sus miembros, cuando le ponen nuevas ataduras. Le fajan, le acuestan con la cabeza fija, estiradas las piernas, y colgando los brazos; le envuelven con vendas y fajas de…